Celebración

Brindemos familia. Brindemos.

Por ustedes.

Por su influencia.

Por sus mandatos.

Por sus caprichos.

Por sus presiones.

Por su santuario.

Por sus cruces.

Por sus capillas.

Por sus rosarios.

Por no consultarme si quería.

Por no preguntarme si aceptaba.

Por haberme violado.

Por haber consentido que me violen.

Por haber consentido que un cura pedófilo me moje la frente con agua bendita.

Por haber consentido que un cura pedófilo me toque desnudo.

Por haber consentido que un cura pedófilo se haga una paja con mi pañal humedecido.

Por haberme violado.

Brindemos familia. Brindemos.

Por ustedes.

Por la cabeza putrefacta de Juan “el bautista”.

Por Salomé.

Por la cabeza putrefacta de Juan “el bautista” y del cura hijo de puta que me bautizó.

Brindemos familia. Brindemos.

Por ustedes.

Y comamos la cabeza del cura hasta reventar.

Compartamos el pan. Multipliquemos la cabeza del cura.

Se la rapé. Ritual levítico.

La manzana en la boca es un lindo detalle.

Oremos.

Si nos quedamos con hambre también traje pollo.

Maxi Postay (La humedad de los ombligos, Ediciones Aula 28)

LTF. Abolicionismo de la cultura represiva.

Fotografía original: Jorge Postay

Sé el primero en comentar

Deja un comentario