Himno a los poetas de mierda

Neruda es un poeta de mierda.

Te prefiero a los gritos y presente.

Benedetti es un poeta de mierda.

Siempre es mejor ser un “deseo” que una “necesidad”.

Gustavo Adolfo Bécquer es un poeta de mierda.

Decirle a una ex pareja “nadie va a quererte como yo” (o frases similares) deja en evidencia que sos un resentido, no otra cosa.

Rubén Darío es un poeta de mierda.

¿Cuán obsecuente (por no decir “chupaculo”) hay que ser para dedicarle una oda a Bartolomé Mitre y ser corresponsal del diario “La Nación”?

Walt Whitman es un poeta de mierda.

“Oh capitán, mi capitán” no se le dice a nadie (y menos a un presidente).

Octavio Paz es un poeta de mierda.

Los realistas viscerales raras veces se equivocan.

José Hernández es un poeta de mierda.

La ley primera es el placer.

Me resulta indiferente que los hermanos sean unidos.

La hermandad es un acto fortuito.

Rudyard Kipling es un poeta de mierda.

Y el “Sí” de Rudyard Kipling, un poema de mierda.

Odiar es maravilloso. La moderación y el estoicismo, comportamientos propios de cadáveres.

Vladimir Maiacovski es un poeta de mierda.

Justificar/sacralizar/reverenciar una revolución burócrata te vuelve un oxímoron.

Te vuelve un “poeta revolucionario burócrata”.

Amado Nervo es un poeta de mierda.

Como todo aquel poeta que decide incorporarse a la carrera diplomá-tica.

Gabriela Mistral es una poeta de mierda.

Como toda aquella poeta que decide incorporarse a la carrera diplo-mática.

Vicente Aleixandre es un poeta de mierda.

El 22 de enero de 1950 ingresa con honores en la Real Academia Española.

T.S. Eliot es un poeta de mierda.

Como todo aquel poeta cristiano practicante.

Juan Ramón Jiménez es un poeta de mierda.

“Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera que se diría todo de algodón”.

Empezar de ese modo tu obra más célebre te convierte –automática-mente- en un poeta de mierda.

La lista es infinita.

La mierda también.

Todos los poetas que ganaron el premio nobel de literatura son poetas de mierda.

Todos los poetas que ganaron alguna vez un premio de literatura son poetas de mierda.

Todos los poetas que alguna vez se codearon con el poder, fueron el poder y/o disfrutaron de los privilegios del poder son poetas de mierda.

Todos los poetas que alguna vez hicieron feliz a un poderoso son poetas de mierda.

Todos los poetas que con su poesía no nos dicen que todo a su alrededor es una mierda son poetas de mierda.

Todos los poetas que creen que la mierda no es poética son poetas de mierda.

Todos los poemas recitados en actos escolares son poemas de mierda.

Poemas de mierda de poetas de mierda.

Maxi Postay (Soda Cáustica, Ediciones Aula 28)

LTF. Abolicionismo de la cultura represiva.

Diseño original: Maxi Postay

2 Comentarios

  1. creo que descalificar a un poeta por tener visión de mierda del mundo, esta bien, pero por ciertas actitudes ambiguas como ingresar a la academia o ganar el nobel, no dicen nada, ni de si gozan de calidad o no. sin embargo admiro lo subversivo, besos y abrazos por el poema, adios <3

  2. Lo que se intenta cuestionar es al artista/poeta cómodo con roles de poder u orgulloso de legitimidades/méritos/reconocimientos brindados por el poder… verticalmente… jerárquicamente… no me parecen detalles menores los hechos enumerados… hay mucho hipocresía en el ambiente de las “letras”… mucho snobismo,.. mucho elitismo… mucho forro convencido de su superioridad frente a la media… mucho maestrito pedante… y mucho adulador…
    Desde este espacio decidimos confrontar con todo eso. Abiertamente, explícitamente y sin ningún tipo de eufemismo.
    Como Bretón y Pellegrini, nosotros también decidimos desconfiar profundamente de “los aplausos” y la aceptación pasiva de cada una de nuestras intervenciones…
    El parámetro tentativo es el siguiente:
    Si un poema no sacude, es un poema de mierda.
    Si un poeta no escribe con el único afán de atacar/controvertir la “consciencia pública” es un poeta de mierda.
    Gracias Nicolás por el comentario!! Un abrazo!!! Y sigamos en contacto!!!

Deja un comentario