Inquisidores y psiquiatras: maestros del terror

Sinopsis histórica de las persecuciones de la brujería y de la enfermedad mental

1204 Termina la última de las Grandes Cruzadas.

1209 El papa Inocencio III ordena una cruzada contra los albigenses, secta herética del sur de Francia. Hacia mediados del siglo XIV son ajusticiados un número de franceses sospechosos de ser albigenses que calculamos en un millón de personas.

1215 El Rey Juan otorga la Carta Magna.

1215 El papa Inocencio III ordena convocar en Roma el IV Concilio de Letrán, para considerar la cuestión del castigo de los herejes y de los judíos. Sus decisiones señalan el principio de nuevas cruzadas, esta vez contra herejes y judíos. «Por órdenes emanadas del Concilio de Letrán, los judíos no podían detentar cargos públicos ni utilizar servidores cristianos. No podían cargar intereses elevados por préstamos de dinero y los cruzados quedaban exentos de toda devolución. Se insinuaban severos castigos para los convertidos que se mostraran relajados en su nueva fe… Se decretó que todos los judíos debían llevar una prenda distintiva o divisa especial que los diferenciara de otras personas.»

1226 Luis VIII decreta en Francia la ley del lazareto. El número de leproserías asciende en Francia a más de 2.000, de las que 43 se encuentran en París.

1245 La ciudadela de Montségur se rebela contra la Inquisición. Como consecuencia, más de 200 cátaros son quemados en un solo día.

1298 Los judíos de Rottingen, Franconia, son acusados de la profanación de una hostia sacramental. Toda la comunidad judía es quemada viva en la hoguera pú­blica.

1348 La confesión del judío Agiment de Ginebra, tal como nos ha sido transmitida por Jacob von Konigshofen (1346-1420), historiador alemán de Estrasburgo: «Agiment cogió un paquete lleno de veneno y se lo llevó a Venecia, donde esparció una parte en el interior de un pozo o cisterna de agua fresca… a fin de envenenar a la gente… Confiesa además haber arrojado parte del mismo veneno a la fuente pública de la ciudad de Tolosa…»

1350 La peste bubónica azota a Europa. Un tercio de la población sucumbe a la epidemia. Los judíos son acusados de ser los causantes de la peste; en Alemania, muchos son exterminados, mientras el resto huye a Polonia y Rusia.

1375 Masacre de cátaros y aldenses. La Inquisición declara herejía a la brujería.

1377 El hospital Bethlehem de Londres se utiliza para albergar pacientes mentales; este fue el origen de la palabra «Bedlam» (manicomio).

1400-1492 Grandes cantidades de judíos españoles se convierten al catolicismo.

1400-1500 Desaparece la lepra de Europa.

1412 Las leyes contra los judíos y los moros se aceptan como parte integrante de la sociedad española. A instancias de un celoso santo valenciano, Vicente Ferrer y del canciller de Castilla, obispo Pablo de Santa María, judío converso, se decreta que los judíos debían llevar insignias distintivas, quedaban priva­dos del derecho a ostentar cargos o poseer título y no debían cambiar su domicilio. Se les excluye además de ciertos oficios, se les prohíbe llevar armas y no se les permite comer, beber, ni siquiera hablar con cristianos.

1444 Llega a Portugal el primer cargamento de esclavos negros del África.

1450 Johann Gutenberg inventa la imprenta.

1468 La Iglesia declara la brujería crimen excepta (crimen excepcional); en consecuencia, en los juicios de brujería quedan suspendidas las normas y salvaguardas legales ordinarias (se admite toda evidencia incriminante; se permite y fomenta la tortura como medio de obtener confesiones).

1478 Se funda la Inquisición Española. Su objetivo es examinar la sinceridad de la fe de los judíos convertidos.

1484 Bula del papa Inocencio VIII: «Deseando con la mayor ansiedad de nuestro corazón… que toda depravación herética sea desterrada lejos de las fronteras y límites de la fe. Nos proclamamos gozosos e insistimos en aquellos medios y métodos concretos mediante los que Nuestro piadoso deseo pueda alcanzar su propuesto efecto…»

1485 En un auto de fe celebrado por la Inquisición Espa­ñola en Toledo, son quemadas en la hoguera pública cincuenta y dos personas por la herejía de practicar ritos judíos.

1486 Jakob Sprenger y Heinrich Krämer publican el Malleus Maleficarum (El Martillo de las Brujas); de esta obra llegan a hacerse por lo menos 16 ediciones alemanas, 11 francesas, 2 italianas y varias inglesas; en ella se afirma que «la creencia en la éxistencia de estos seres que llamamos brujas, forma parte tan esencial de la fe Católica, que mantener obstinadamente la opinión contraria resulta manifiestamente sospechoso de herejía».

1492 Fernando e Isabel ordenan la expulsión de los judíos de España.

1492 Primer viaje de Colón a América. «Es memorable que de no haber sido por la financiación de los conversos, el primer viaje de Colón en 1492 no se hubiera llevado a cabo; fueron los aragoneses quienes protegieron y financiaron la expedición; judíos y conversos formaban parte de la expedición, incluyendo un intérprete judío; existe además la posibilidad de que el mismo Colón descendiera de una familia de conversos catalanes.»

1517 Martin Luther fija sus noventa y nueve tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg.

1518 Heinrich Comelius Agrippa de Nettesheim, doctor en teología y en medicina, lucha contra la creencia en la brujería y contra la Inquisición. En una carta a un juez intercediendo por una joven acusada de brujería, y refiriéndose al Málleus Maleficarum, escribe: «¡Oh, egregio sofisma! ¿Es esta la forma en que hacemos teología en la actualidad? ¿Engaños como este nos llevan a torturar a mujeres inofensivas?»

1543 Martin Luther publica su declaración antisemita, Conceming the Jews and Their Lies. Acusa a los judíos de envenenar pozos y asesinar a niños cristianos, al tiempo que apremia a los príncipes cristianos para destruir las sinagogas judías y confiscar sus propiedades. En uno de sus últimos sermones, denuncia a los médicos judíos como «versados en el arte del envenenamiento» de sus pacientes y concluye con esta advertencia: «Os digo por fin, como compatriota, que si los judíos rehúsan convertirse, no debemos tolerarlos más.»

1545 Calvino dirige en Ginebra una campaña contra la brujería; 31 personas son ejecutadas bajo acusación de brujería.

1553 Miguel Servet, médico de origen español y descubridor de la circulación pulmonar, es quemado vivo en Ginebra acusado de herejía. La primera obra de Servet, De Trinitatis Erroribus (Acerca de los errores de la Trinidad) publicada en 1531, en la que pone en tela de juicio la tripersonalidad de la Divinidad y la vida eterna de Jesús, le convierten en hereje a los ojos tanto de los católicos como de los protestantes.

1557 El papa Paulo IV promueve a través de la Inquisición Romana la publicación del Index Librorum Prohibitorum (Indice de Libros Prohibidos). La denominación completa del Indice es: Index Auctorum et Librorum qui Tanquam Haeretici aut Suspecti aut Perversi ab Officio S. R. Inquisitionis Reprobantur et in Università Christiana República Interdictur (Indice de autores y Libros Reprobados como Herejes o Sospechos de Herejía o Perversos por el Oficio de la Santa Inquisición Romana y Prohibidos en Todos los Países Cristianos). «Aparecer en el Indice Romano era casi prueba de distinción intelectual, y el registro completo serviría de índice exhaustivo de toda la historia intelectual de Europa.» El Indice quedó abolido en 1966 por el papa Paulo VI.

1563 Johann Weyer publica De Praestigiis Daemonum (Los Engaños de los Demonios) en Basilea: «Pero cuando aparezca el gran investigador de corazones a quien nada se esconde, serán revelados todos vuestros hechos corrompidos, tiranos, jueces sanguinarios, verdugos, torturadores, fieros ladrones, que habéis arrojado toda humanidad y no conocéis la compasión.» Se incluye este libro en el Index Librorum Prohibitorum.

1568 La Inquisición Española declara hereje a toda la población de los Países Bajos y la condena a muerte.

1572 Masacre del Día de San Bartolomé (24 de agosto). Un cálculo aproximado de 30.000 hugonotes (protestantes franceses, seguidores de Calvino) son asesinados en un solo día.

1572 Se declara a la brujería crimen capital en la Sajorna Luterana.

1580 Jean Bodin publica “De la démonomanie des sorciers” (La demonomanía de las brujas), tratado destinado a ayudar a los jueces a combatir la brujería. Define a la bruja como a una persona «Quien conociendo la ley de Dios, intenta realizar algún acto por medio de un pacto con el Diablo.»

1596 Nicholas Rémy, consejero supremo de Lorena, se jacta de haber quemado a 900 personas como brujas entre 1581 y 1591. Alega que «Todo lo desconocido está… bajo el dominio maldito de la demonología, porque no existen los hechos inexplicables. Todo lo que no es normal se debe al Demonio.»

1598 Enrique de Navarra proclama el Edicto de Nantes: se promete libertad política y religiosa a los hugonotes.

1600 Giordano Bruno, filósofo italiano, es quemado en la hoguera por defender la teoría de Copérnico.

1600 El «envenenamiento gradual» se convierte en un crimen popular. «En el año 1659, el papa Alejandro VII hizo público que gran número de mujeres jóvenes había declarado en el confesionario haber envenenado a sus maridos con veneno lento. La clerecía católica, que en general mantenía los secretos del confesionario de forma tan sagrada, quedó sorprendida y alarmada ante la profusión del crimen.»

1605 Francis Bacon publica The Advancement of Learning.

1610 La última ejecución por brujería en Holanda.

1618-1648 La Guerra de los Treinta Años, la última gran guerra religiosa en Europa. La conquista nacional sustituye a la conversión religiosa como objetivo militar. La lealtad del individuo se va transfiriendo gradualmente de la Iglesia al Estado.

1620 La apertura de la Casa de Corrección (Zuchthaus) en Hamburgo, señala los inicios de un vasto sistema de tales instituciones de asistencia y castigo, similares a los hôpitaux généraux franceses.

1621 Francisco Suárez, S. J., teólogo y filósofo español, publica Sobre los medios que pueden utilizarse para la conversión de los no creyentes que no sean apóstatas: «…los ritos de los no creyentes no deberían ser tolerados, porque son supersticiosos y ofenden a Dios, cuya verdadera adoración están obligados a anunciar los príncipes de estos reinos. …La familiaridad con los judíos está sujeta a general prohibición… vivir en la misma casa que un judío está expresamente prohibido… En caso de enfermedad, no se les permite a los cristianos llamar a un médico judío; al menos con fines de tratamiento… creyéndose que la verdadera razón de esta discriminación en contra de los judíos está en el hecho de que su trato supone un peligro especial a causa de su obstinación y su odio a la religión cristiana.»

1631 Friedrich von Spee, sacerdote jesuita, publica Cautio Criminalis, importante esfuerzo por oponerse a la enorme marea de la caza de brujas. «Hay una frase que utilizan los jueces con gran frecuencia: es la de que la acusada ha confesado sin ser sometida a tortura y por tanto es indefectiblemente culpable. Me extrañé, investigué y vi que la realidad era que se aplicaba la tortura…».  Daba como razón de su cabello prematuramente canoso, diciendo que «El pesar ha encanecido mis cabellos; el pesar por las brujas que yo he acompañado hasta la hoguera.».

1632 Galileo publica Un diálogo sobre los dos principales sistemas del mundo. Es juzgado por la Inquisición. Su libro permanece en el Index Librorum Prohibitorum durante más de 200 años.

1633 El padre Urbain Grandier de Loudun es acusado de brujería. El doctor Claude Quillet —médico local— detecta fraude en el proceso en que se acusa al padre Grandier y quiere prestar su testimonio ante la comisión. Se ordena su arresto pero consigue salvar la vida huyendo a Italia. El padre Grandier muere en la hoguera en 1634.

1650 Hermán Loher, oficial del tribunal de Rheinbach, huye a Amsterdam, se nacionaliza holandés y denuncia los procesos por brujería. Caer en manos de estos jueces de brujas, escribe, «es como si a un condenado se le obligara a luchar perpetuamente con leones, osos y lobos, y se le impidiera protegerse privándosele de todo tipo de armas».

1650 Después que el consejo de la ciudad de Hall, en Württemberg, conceda algunos privilegios a los mé­dicos judíos, la clerecía protesta diciendo «que hubiera sido mejor morir con Cristo que ser curado por un médico judío ayudado por el demonio».

1656 Luis XIII decreta la fundación del Hôpital Général de París. «Ni en su funcionamiento ni en sus objetivos, guardaba el Hôspital Général relación alguna con el mundo de la medicina… pocos años después de su fundación, sólo el Hôpital Général contenía ya 6.000 personas, alrededor del 1 % de la población.»

1657 Se establece en Florencia la Academia del Cimento, que contó con Borelli, Galileo y Torricelli entre sus miembros fundadores. Fue disuelta en 1667. Algunos de sus miembros fueron perseguidos por la Inquisición.

1662 Se establece la Royal Society of London, con Boyle, Hooke y Newton entre sus miembros fundadores.

1666 Se funda en París la Académie des Sciences.

1676 Luis XIII decreta el establecimiento en cada ciudad del reino de un hôpital général. «En él se encerraba a los blasfemos, a quienes “querían destruirse a sí mismos”, a los lujuriosos… Dejamos a la arqueología médica la tarea de determinar si eran enfermos, criminales o locos, los individuos admitidos en el hospital por “desarreglo de costumbres”, por “haber maltratado a su mujer” o por haber intentado repetidas veces suicidarse.»

1684 Ultima ejecución por brujería en Inglaterra.

1685 Luis XIV rechaza el Edicto de Nantes. Los hugonotes huyen de Francia, estableciéndose la mayoría en las colonias americanas.

1687 Newton publica sus Mathematical Principies of Natural Philosophy.

1689 Cotton Maher publica sus Memorable Providences Relating to Witchcrafts and Possessions, manifestando que «existe un Dios y un Diablo en la brujería», y preparando así el ambiente para la caza de brujas y los juicios por brujería de Salem.

1692 Juicios por brujería en Salem, Massachusetts.

1693 Cotton Maher publica sus Wonders of the Invisible World. Escrito para justificar los juicios de Salem, se ofrece como «una explicación de los sufrimientos que la brujería ha aportado a este país».

1696 Cotton Maher escribe en sus Diarios: «En el día de hoy, desde el polvo en que me hallo postrado ante el Señor, alzo mi voz: Por la conversión de los judíos y porque yo tenga un día u otro la felicidad de bautizar a uno de ellos que, a través de mi ministerio, fuera devuelto a la casa del Señor.»

1700 Robert Calef, mercader de Boston, publica sus More Wonders of the Invisible World, refutación del Wonders of the Invisible World de Cotton Maher. Debido a la censura ejercida por Increase Mather, padre de Cotton, el libro se publica en Londres. Varios ejemplares son quemados públicamente en Boston.

1711 El Tribunal General de Massachusetts modifica la sentencia de 22 de las 31 personas convictas de brujería en Salem en 1692.

1716 La teoría de que la masturbación provoca la locura ve la luz con la publicación en Londres de Onania, or the Heinous Sin of Self-Pollution (se duda acerca de su autor). El libro es traducido a muchos idiomas y en el año 1764 alcanza ya su 80° edición.

1721 Cotton Maher, amargado por haber sido rechazado varias veces para la presidencia de Harvard, convence a Elihu Yale, mercader de Londres, para que funde una universidad calvinista de acuerdo con sus directrices en New Haven, Connecticut.

1728 Daniel Defoe, novelista y periodista inglés, declara: «Esto me lleva a denunciar la vil práctica tan en boga entre la llamada buena clase social —la peor en la realidad— de enviar a sus esposas a manicomios al menor capricho o disgusto, a fin de verse más libres y seguros en su libertinaje… Si no están locas cuando llegan a estas casas malditas, pronto pasan a serlo por los malos tratos que allí reciben. ¿Acaso no es bastante para enloquecer a una persona el verse repentinamente encerrada, desposeída de todo, mandada a golpes, mal alimentada y peor tratada? ¿Que no haya ningún motivo para este tratamiento, no estar acusada de ningún crimen ni tener acusador al que enfrentarse?»

1736 Son rechazadas en Inglaterra las leyes penales contra la brujería. «Para los creyentes (religiosos) la abolición de las leyes penales (contra la brujería) constituyó un acto peligroso y sacrilegio que se burlaba de la norma bíblica de no permitir seguir con vida a ninguna bruja. Un hombre tan sabio y gentil como John Wesley se opuso al Decreto, alegando que renunciar a la brujería era renunciar a la Biblia.»

1745 La última ejecución por brujería en Francia.

1750 Federico II de Prusia, popularmente conocido como Federico el Grande, dicta su Carta Constitucional para los Judíos de Prusia: «Por la presente establecemos, regulamos y mandamos que en el futuro ningún judío deberá dedicarse a ningún oficio manual.»

1752 Se abre el Pennsylvania Hospital en Filadelfia, la primera institución americana que admite pacientes mentales. «“La tutela estatal” de los pacientes mentales, como guardián del cuerpo político, ha sido principio admitido en los Estados Unidos desde mediados del siglo xviii.»

1758 Simon-André D. Tissot publica su Onanism, or a Treatise Upon the Diseases Produced by Masturbation en la ciudad de Lausana. El libro sirve para dotar de una opinión médica respetable al concepto de «locura masturbatoria». «Los peligros que Tissot ve en la masturbación son aterradores. Es el infierno sobre la tierra, pero sin purgatorio.»

1764 Se publica en Ginebra el Dictionair’e philosophique de Voltaire.

1765 Chevalier de la Barre, joven admirador de Voltaire, rehúsa descubrirse y arrodillarse en presencia de una procesión religiosa. Es torturado, se le arranca la lengua y finalmente es decapitado. Su cuerpo es quemado en la hoguera y con él sus verdugos queman también una copia del Dictionaire Philosophique de Voltaire.

1772 La esclavitud es abolida en Inglaterra.

1772 El teólogo inglés, reverendo Edward Masse, predica contra la inoculación de la viruela. Publica un sermón titulado The Dangerous and Sinful Practice of Inoculation, en el que declara que la afección de Job era la viruela; que le había sido inoculada por el diablo; que las enfermedades son enviadas por la Providencia para castigo del pecado; y que el propuesto intento de prevenir la viruela era «una operación diabólica».

1773 Abre sus puertas el Williamsburg Asylum, en la ciudad de este nombre, Virginia, la primera institución americana dedicada exclusivamente al cuidado de los enfermos mentales.

1775 Empieza la Revolución Americana.

1776 Declaración de Independencia de las Colonias Americanas.

1784 Se construye el Narrenturm en Viena. Es la primera institución europea dedicada exclusivamente «al tratamiento de los locos». En 1843, se la describe como «una prisión miserable, sucia, mal ventilada. Produce una impresión repelente en el visitante su olor nauseabundo y la vista de los pacientes furiosos, encadenados y muchos de ellos desnudos.»

1787 Se redacta la Constitución de los Estados Unidos.

1789 Empieza la Revolución Francesa. Declaración de los Derechos del Hombre.

1791 Se añade el Bill of Rights a la Constitución.

1792 La guillotina —desarrollada por el doctor Ignace Guillotin, médico y miembro de la Asamblea Revolucionaria— se convierte en el instrumento oficial de ejecución en Francia. La primera de estas máquinas se monta en el hospital Bicétre, uno de los hôpitaux généraux o asilos de locos de París. Se probó primeramente con ovejas vivas, después con tres cadá­veres de la Bicétre. En su testamento escribió Guillotin: «Es difícil hacer bien a los hombres sin causarse uno mismo disgustos».

1793 La última ejecución por brujería en Polonia.

1793 Luis XVI es guillotinado.

1798 Un grupo de clérigos y médicos de Boston forman una Sociedad Anti-vacuna. Denuncian la vacuna contra la viruela como una «postura de desafío al Cielo y a la propia voluntad de Dios» y declaran que «la ley de Dios prohíbe su práctica».

1801 Philippe Pinel publica su Traité médico-philosophique sur l’alienation mentóle, ou la manie. Aunque se opone al uso de las cadenas para dominar a los pacientes, Pinel defiende ardorosamente su coerción y represión, que él define como «tratamiento»: «Si (el loco) se encuentra, en cambio, ante una fuerza evidente y convincentemente superior, se somete sin oposición ni violencia. Este es un gran secreto, de valor incalculable para la dirección de hospitales eficientes en su funcionamiento.» «En los casos de locura precedentes, podemos observar los afortunados efectos de una intimidación, sin crueldad; de la opresión, sin violencia; del triunfo, sin atropello.» Dedica sus alabanzas a «un sistema directivo… en un establecimiento monástico del Sur de Francia. Uno de los inspectores visitaba cada celda como mínimo una vez al día. Si encontraba a alguno de los maníacos comportándose de modo indebido, organizando peleas o tumultos, poniendo objeciones a su ración de comida o rehusando meterse en cama por la noche, le advertía, con un tono de voz calculado precisamente para aterrorizarla, que, a menos que se conformase al instante, recibiría a la mañana siguiente diez buenos latigazos como castigo a su desobediencia.» «Aplicar nuestros principios de tratamiento moral con uniformidad indiscriminada a todos los maníacos, sin distinción de tipos y posición en la sociedad, sería al mismo tiempo ridículo y desaconsejable. Un campesino ruso o un esclavo de Jamaica han de ser tratados evidentemente con principios distintos a los que aplicaríamos al caso de un francés irritable, bien educado, poco acostumbrado a la coerción e impaciente ante la tiranía.»

1803 Johann Christian Reil: «Es un espectáculo repelente contemplar a un presuntuoso (médico) charlatán domando a su paciente mental… ¡Desgraciada la imagen de Dios que caiga en tales manos!»

1805 Se establece el sistema alemán de hospitales mentales. El príncipe Karl August von Hardenberg declara que «el Estado debe preocuparse de todas las instituciones destinadas a aquellos individuos que sufren lesiones mentales… En este importante y difícil campo de la medicina, sólo a base de esfuerzos incesantes conseguiremos avances para el bien de la humanidad doliente. La perfección sólo puede ser conseguida en tales instituciones.»

1808 El Parlamento Británico declara fuera de la ley el tráfico de esclavos.

1811 Theodric Romeyn Beck, de la ciudad de New York, publica su Inaugural Dissertation on Insanity: «El tratamiento moral… consiste en apartar a los pacientes de sus casas y trasladarlos a un asilo adecuado… Se adopta un sistema de vigilancia humano. …Las reglas cuya observación resulta más adecuada son las siguientes: convencer a los lunáticos de que el poder del médico y del guardián es absoluto; …si se muestran ingobernables, prohibirles la compañía de los demás, utilizar la camisa de fuerza, encerrarlos en una habitación silenciosa y oscura…»

1812 Benjamín Rush publica sus Medical Inquiries and Observations upon the Diseases of íhe Mind, el primer libro de texto americano de psiquiatría. Declara que «el terror actúa poderosamente sobre el cuerpo a través de la mente y debe emplearse en la curación de la locura»; y por otra parte que la masturbación produce «debilidad seminal, impotencia, disuria, tabes dorsal, tuberculosis, dispepsia, oscurecimiento de la vista, vértigo, epilepsia, hipocondría, pérdida de memoria, manalgia, imbecilidad y muerte».

1812 Bajo el ímpetu de las leyes francesas napoleónicas, se promulga el edicto prusiano «Sobre la Igualdad Civil de los Judíos».

1813 Las Cortes de Cádiz decretan, por noventa votos a favor y sesenta en contra, que la Inquisición «es incompatible con la Constitución». Ruiz Padrón declara: «¡Pueblos venideros, naciones que entraréis un día en el seno de la Iglesia, generaciones futuras! ¿Creeréis alguna vez que en la Iglesia Católica existió un tribunal llamado la Santa Inquisición?» Sin embargo, este decreto no tiene fuerza legal para abolir formalmente la Inquisición.

1814 Femando VII restaura oficialmente, mediante real decreto, toda la maquinaria de la Inquisición Española.

1814 La Cámara de los Comunes del Parlamento Británico designa un comité para estudiar las inhumanas condiciones de los manicomios.

1816 John Reid publica sus Essays ort Insanity, Hypochondriasis, and Oíher Nervous Affections: «Una gran carga de responsabilidad pesa sobre quienes presiden o prestan sus servicios en los asilos de lunáticos. Poco se sabe de la injusticia que se comete, de cuánta miseria inútil e incontrolada se soporta en estas enfermerías para perturbados, o, más bien, en estos cementerios para inteligencias que han muerto… Muchos de estos almacenes destinados a la cautividad de inválidos del entendimiento, sólo pueden ser considerados como criaderos y fábricas de locura…»

1816 Jean Esquirol afirma que la masturbación «es considerada en todos los países causa común de locura». En 1838 añade la epilepsia, la melancolía y el suicidio a las enfermedades causadas por la masturbación.

1820 Fernando VII suprime la Inquisición Española. A pesar de ello, la Inquisición prosigue su agonía hasta su abolición completa por un decreto formal emitido por la Reina Cristina en 1834.

1826 Ultimas ejecuciones en España por herejía religiosa. Un cuáquero, un marrano y un deísta son ajusticiados.

1828 Samuel William Nicoll, registrador de la propiedad de Doncaster y York, publica An Inquiry into the Present State of Visitation, in Asylums for the Reception of the lnsane; «El vigilante debe a su vez ser vigilado. Si no se le controla y sanciona, es propable que el asilo se convierta en algo no muy distinto de un intercambio de violencia recíproca entre prisionero y carcelero.»

1833 Emancipación de los esclavos en los Dominios Británicos.

1837 Robert Gardiner Hill suprime en el Lincoln Asylum de Inglaterra el uso de grilletes y cadenas. John Conolly hace lo mismo en Hanwell —Inglaterra— en 1839.

1837 Dr. Amariah Brigham, superintendente del Utica State Asylum de New York, escribe: «Resulta consolador poder decir que no hay ningún hecho referente a la locura mejor demostrado, que la certidumbre general de poder curarla en sus primeros estadios.»

1840 El sexto censo de los Estados Unidos descubre que entre los negros libres del Norte la incidencia de locura es mucho mayor que entre la población blanca o entre los esclavos negros del Sur. Algunos críticos del censo exponen que el número de negros registrados como locos en algunas ciudades, excede la cifra total de negros residentes allí.

1840 El doctor Samuel B. Wooadward, superintendente del Worcester State Hospital de Massachusetts, anuncia que: «Las curas de casos recientes… han alcanzado la aterradora cifra del 90 %.»

1840-1860 «Inmensas sumas fueron destinadas a hospitales mentales. Desgraciadamente, la mayor parte de estos desembolsos fueron utilizados para forrar los bolsillos de contratistas con visión política y para construir ostentosas fachadas de estilo Victoriano, sin prestar atención a la adecuación de sus inte­riores o a su utilidad en general. Tales hospitales públicos fueron llamados por el pueblo “palacio de los pobres” y “catedrales de los lunáticos”.»

1841 Dom Guéranger: «El espectáculo de un pueblo entero bajo una maldición por haber crucificado al Hijo de Dios, presta tema de meditación a los cristianos… Esta expiación inmensa por un crimen infinito debe proseguir hasta el fin del mundo.»

1842 El doctor Thomas S. Kirgbride, superintendente del Pennsylvania Hospital, escribe: «La afirmación general de que los casos verdaderamente recientes de locura suelen ser curables… puede considerarse plenamente demostrada.» Comenta Albert Deutsch: «La creencia… de que la locura se curaba con facilidad si se la trataba precozmente, se gravó en la mente del público y del profesional y pronto alcanzó la categoría de dogma establecido e inmutable. Pero ¿qué decir de la profesión psiquiátrica en conjunto? ¿Levantó alguna objeción a la extensión de este engaño? Al contrario. Si exceptuamos unos poquísimos ejemplos, no sólo suscribió de todo corazón los errores corrientes, sino que los estimuló y apoyó lo mejor que pudo.»

1842 C. F. Lallemand, médico francés, nos advierte en su tratado de tres volúmenes sobre «Emisiones seminales involuntarias», que si la masturbación se extendía, «amenazaría el futuro de las sociedades modernas; por ello es para nosotros una urgente necesidad extirpar esta calamidad pública».

1843 Daniel M’Naghten, acusado de haber asesinado a Edward Drummond, secretario de Sir Robert Peel, es absuelto como «no culpable por razones de locura». Después de haber sido absuelto, fue encarcelado, primeramente en el Bethlehem Hospital y posteriormente en la Broadmoor Institution para criminales dementes, donde muere en 1865. Su caso sienta precedente como disposición M’Naghten: «…para establecer una defensa sobre bases de locura, debe demostrarse con toda claridad que, cuando se cometió el acto, el acusado obraba bajo tal falta de razón, debida a su enfermedad mental, que no conocía la naturaleza y cualidad del acto que estaba realizando; o, en el caso de conocerlas, que no sabía que lo que hacía constituía delito.»

1843 Dorothea L. Dix se dirige al Departamento Legal de Massachusetts, para solicitar la construcción de hospitales mentales estatales: «Vengo a presentaros las poderosas demandas de la humanidad doliente. Vengo a presentar ante la Legislatura de Massachusetts el estado en que se encuentra el miserable, el desolado, el rechazado. Acudo como abogado de los indefensos, de los olvidados, de los locos y de los hombres y mujeres dementes; …de los seres desgraciados de nuestras prisiones y de los más desgraciados aún de nuestros asilos de pobres… Quisiera hablar tan amablemente como fuera posible de los guardas, carceleros y otros encargados responsables, en la creencia de que la mayor parte de ellos no han errado por la dureza de su corazón o por su obstinada crueldad, sino por falta de habilidad y conocimiento…»

1844 Fundación de la Asociación de Superintendentes Mé­dicos de Instituciones Americanas para Dementes. Su primera declaración oficial es: «Queda establecido que es opinión unánime de esta convención que el intento de abandonar completamente el uso de todos los medios de represión personal, no se ve sancionado por los verdaderos intereses del demente.». En 1921, esta organización desemboca en la Asociación Psiquiátrica Americana.

1844 James M’Cune Smith, negro libre del Norte, refuta en tres largas cartas al New York Tribune, la afirmación de que los negros libres son especialmente propensos a la locura: «Es una opinión muy frecuente la de que la Emancipación ha convertido a los negros libres en sordos, mudos, ciegos, idiotas, locos, etc…. La libertad no nos ha vuelto locos; ha reforzado nuestras mentes al hacernos depender completamente de nuestros propios recursos y nos ha ligado a las Instituciones Americanas con una tenacidad sólo vencible con la muerte.»

1850-1900 La doctrina psiquiátrica de que la masturbación produce locura, alcanza su punto culminante. «Hacia 1880, quien —por razones inconscientes— quisiera atar, encadenar o infibular a niños o pacientes mentales sexualmente activos —las dos audiencias de cautivos más fáciles de conseguir—, adornarlos con aplicaciones grotescas, cubrirlos de escayola, cuero o caucho, asustarlos e incluso castrarlos y cauterizar o denervar sus genitales, podía hallar apoyo médico respetable y humano para hacerlo con tranquilidad de conciencia. La locura masturbatoria era, de hecho, algo completamente real: afectaba a la profesión mé­dica.»

1851 Se decreta el estatuto de confinamiento en Illinois. «Las mujeres casadas… pueden ser ingresadas o detenidas en el hospital (el asilo estatal de Jacksonville) a petición del marido… sin la evidencia de locura exigida en otros casos.»

1854 El presidente Franklin Pierce veta un proyecto de ley inspirado por Dorothea Dix y aprobado por el Congreso, que hubiera otorgado 12.500.000 acres de terreno público para los «dementes pobres».

1854 La Comisión de Massachusetts para el estudio de la Locura emite su Report on Insaniíy and Idiocy in Massachusetts: «La locura es, pues, una parte constitutiva y terreno propio de la pobreza; dondequiera que ésta envuelva a un número considerable de personas, se manifestará dicha enfermedad.»

1855 La legislatura del Estado de New York autoriza la construcción de instituciones separadas para los criminales locos.

1855 Un editorial publicado en el New Orleans Medical and Surgical Journal asegura que «…ni la peste, ni la guerra, ni la viruela, ni una caterva entera de males, han resultado más desastrosos para la humanidad que el hábito de la masturbación; es el elemento destructivo de la sociedad civilizada».

1856 Nace Sigmund Freud.

1856 Nace Emil Kraepelin.

1858 Para refutar los argumentos abolicionistas, el superintendente del Asilo del Estado de Louisiana, en Jackson, declara que «…es extremadamente raro que nuestros esclavos contraigan la locura… no puede evitarse reconocer que la gran exención de locura que manifiestan (nuestros esclavos) se debe a su situación, a la protección que la ley les garantiza, a su sujeción a un suave estado de servidumbre, a la carencia de toda ansiedad con respecto a sus necesidades presentes y futuras, a la negación (con gran severidad) de todo licor espirituoso y de todas las otras formas de exceso a que se entregan los negros libres».“ Heinrich Neuman, psiquiatra alemán que sostiene que no existen diversas clases de locura, sino una sola, declara: «Ha llegado por fin el momento en que dejemos de buscar la hierba, la sal o el metal que… curará la manía, la imbecilidad, la demencia, la furia o la pasión. No las encontraremos jamás hasta que no se hayan inventado las píldoras que puedan transformar un niño travieso en un niño de buenos modales, un hombre ignorante en un hábil artista, un mozo rústico en un elegante caballero. Podemos frotar a los pacientes con ungüento de mártires hasta que… (nosotros) produzcamos más mártires que la Inquisición Española; y sin embargo no habremos dado un solo paso hacia la curación de la locura. Las actividades psíquicas del hombre no se curan con medicinas, sino con hábito, ejercicio y esfuerzo.» w Stuart Mili publica On Liberty: «El único motivo por el que el poder puede ser ejercido sobre cualquier miembro de la comunidad en contra de su voluntad, es para evitar el daño a los otros. Su propio bien, físico o moral, no es justificación suficiente… Cada persona es el guardián adecuado de su propia salud, ya sea corporal, mental o espiritual.» Florence Nightingale observa que «Los pacientes hacen aquello que se espera de ellos qué hagan.

1863 Lincoln publica la Proclamación de la Emancipación. David Skae, médico escocés, introduce el término «locura masturbatoria», aplicado a la locura que se creía causada por el onanismo.

1864 La Broadmoor Institution para los Locos Criminales abre sus puertas. Entre sus primeros internados está Daniel M’Naghten, transferido allí tras 21 años de permanencia en el Bethlehem Hospital.

1865 Se decreta la enmienda Trece a la Constitución de los Estados Unidos, por la que queda abolida la esclavitud.

1865 Ignaz Semmelweis, descubridor de la naturaleza de la fiebre puerperal, muere en un asilo privado para dementes.

1865 El Boston Times Messenger describe el McLean Hospital como el «hobby de los aristócratas de Boston» y como el lugar donde los pacientes injustamente encerrados no pueden conseguir una audiencia. El hospital es calificado de «bastilla para el encarcelamiento de ciertas personas molestas para sus parientes».

1867 Henry Maudsley publica The Physiology and Pathology of the Mind, considerada por Aubrey Lewis como «el punto de partida de la psiquiatría inglesa».

1868 Henry Maudsley: «Existe un estadio posterior y más bajo al que llegan estos seres degenerados, caracterizado por un sombrío y arisco repliegue en su propio interior y por una pérdida extrema de sus facultades mentales. Se muestran hoscos, taciturnos y contrarios a toda conversación… Esta es, pues, la historia natural de la degeneración física y mental producida en los hombres por la masturbación. Es una perspectiva atroz de la degeneración humana… No tengo fe en el uso de medios físicos para atajar lo que se ha convertido ya en seria enfermedad mental; cuanto antes sucumba a su humillante descanso, tanto mejor para él y para el mundo que habrá conseguido desembarazarse de él. Es triste y mezquino llegar a esta conclusión, pero es la única posible.»

1869 John Stuart Mili publica su ensayo sobre The Subjection of Women: «Pero, ¿es que ha habido alguna vez un poder que no les pareciera natural a quienes lo poseen?… la mayor parte del sexo masculino no puede soportar aún la idea de vivir con una igual… Actualmente el poder utiliza un lenguaje más suave y a quienquiera que oprima, le oprime por su propio bien…»

1869 Karl Ludwig Kahlbaum, psiquiatra alemán famoso por ser un avanzado clasificador de las enfermedades mentales, da el nombre de «catatonía» a un síndrome que él cree causado por una prolongada o excesiva masturbación.

1872 Emancipación de los judíos en todo el territorio del imperio alemán.

1876 T. Pouillet, médico francés, empieza su tratado «médico-filosófico» sobre la masturbación, con estas palabras: «De todos los vicios y delitos que con propiedad pueden ser llamados crímenes contra la naturaleza, que devoran a la humanidad, amenazan su vitalidad física y tienden a destruir sus facultades intelectuales y morales, uno de los peores y más extendidos —nadie lo negará— es la masturbación.»

1882 Richard von Krafft-Ebing, profesor de psiquiatría en la Universidad de Viena y uno de los más prominentes psiquiatras de su tiempo, publica su Psychopathia Sexualis, constituyéndose en fundador de la moderna sexología psiquiátrica. Cree que la masturbación puede conducir al hombre a la homosexualidad. Havelock Ellis describe los años en que dominaron las teorías de Krafft-Ebing en el campo del sexo, de 1882 en adelante, «como una inmensa clínica donde no eran posibles las actividades progresivas o de ayuda. Para la mayoría, ciencia sexual se refería a una subdivisión de la psiquiatría: la vaga doctrina de la “degeneración”… era considerada la única llave posible para abrir todas las puertas, mientras que la psicología normal del sexo, era despachada —si es que se la mencionaba— en unas pocas líneas formularias.»En 1896, presidiendo la reunión de la Vienna Society of Psychiatry and Neurology, en la que Freud lee su informe sobre «La Etiología de la Histeria», KrafftEbing rechaza la exposición como un «cuento de hadas científico».

1883 Emil Kraepelin publica su Psychiatrie, Ein Lehrbuch (Un libro de texto de Psiquiatría). Sistematiza la psiquiatría con un nuevo esquema de diagnóstico; define dos procesos principales: la locura maníacodepresiva, que tiende espontáneamente a mejorar y desaparecer, y la demencia precoz, cuya tendencia es hacia una progresiva deteriorización.

1885 La histeria se trata en París, mediante la extirpación quirúrgica del ovario; en Londres y Viena, por medio de la extirpación quirúrgica del clítoris; y en Heidelberg, cauterizando el clítoris.

1886 Es depuesto el Rey Luis II de Baviera. El doctor Bernard von Gudden, profesor de psiquiatría de la Universidad de Munich, dirige un equipo de psiquiatras que declaran a Luis II víctima de una «enfermedad mental que los psiquiatras conocen a la perfección y que se llama paranoia». Luis es encerrado bajo vigilancia y sujeto a observación psiquiátrica; mata al doctor Gudden y luego se suicida.

1890 Jonathan Hutchinson, presidente del Royal College of Surgeons, trata la masturbación mediante la circuncisión y defiende que «otras medidas más radicales que la circuncisión, serían, si la opinión pública permitiera adoptarlas, una verdadera caridad para muchos pacientes de ambos sexos».

1892 Antón Pavlovich Chekhov: «Doce mil personas son engañadas cada año; todo este asunto del hospital (mental) se basa, como veinte años atrás, en el robo, el escándalo, la calumnia, el nepotismo, en tosca charlatanería: y, al igual que antes, el hospital es una institución inmoral, sobremanera perniciosa para la salud de los internados.»

1894 Alfred Dreyfus, oficial judío del Estado Mayor Francés, es acusado y convicto de espionaje en favor de Alemania. El antisemitismo azota a Francia. En 1898, Emile Zola publica J’Accuse, denuncia de la falsedad de las pruebas contra Dreyfus; es juzgado por calumnias al ejército, convicto y huye a Inglaterra. En 1906 —un año después de la separación de Iglesia y Estado en Francia— se anula la sentencia a Dreyfus y se le absuelve de todas las acusaciones.

1895 El judaismo es reconocido en Hungría como religión legal. Se concede a los judíos húngaros los derechos de plena ciudadanía.

1897 El De Praestigiis Daemonum aparece por última vez en el Index Librorum Prohibitorum.

1900 Sigmund Freud publica La interpretación de los sueños.

1903 El conde Sergey Yulievich Witte, estadista ruso, hablando con Theodor Herzl, fundador del Sionismo, afirma: «Acostumbraba a decirle al recién fallecido emperador Alejandro III: —Majestad, si fuera posible ahogar a los seis o siete millones de judíos rusos en el Mar Negro, estaría dispuesto a secundar esta idea. Ahora bien: si no es posible, mejor será que los dejemos vivir.»

1903 Se publica en Rusia Los Protocolos de los Ancianos de Sión. Encargado por el zar Nicolás II, ha sido escrito por el monje ortodoxo griego Sergei Nilus. Se propone que es un documento redactado por un grupo de judíos conspiradores, conocidos como los Ancianos de Sión, que exponen sus planes para la conquista del mundo. Su objetivo es inflamar las pasiones de los campesinos rusos a fin de volverlos en contra de los judíos. Este documento falsificado se convierte en una importante fuente de la literatura antisemítica del siglo xx.

1904 El Informe Anual del Friends’ Asylum, en Filadelfia, registra: «Es grato ser testigos del hecho de que la medicina mental haya entrado en una nueva era durante estos últimos años y, en consecuencia, el radio de acción del sistema de asilos se haya ampliado…»

1905 Bernard Sachs, prominente psiquiatra de New York y autor de A Treatise on Nervous Diseases of Children, recomienda el tratamiento de la masturbación en los niños mediante la cauterización aplicada a la espina dorsal y a los genitales.

1908 Clifford Whíttingham Beers establece los fundamentos de la Connecticut Society for Mental Hygiene, la primera asociación estatal de este tipo y principio del movimiento en pro de la salud mental organizado, en los Estados Unidos. Aparece su libro A Mind that Found Itself: An Autobiography. «Un loco es un loco; y, en la medida en que está loco, debe ser colocado en una institución donde reciba tratamiento.»

1909 Se funda el Comité Nacional para la Higiene Mental. La primera labor oficial del Comité, en 1912, es adoptar una resolución «Urgiendo al Congreso la adopción de las medidas necesarias para un adecuado examen mental de los inmigrantes.». El Comité presiona asimismo «en favor del principio de asistencia estatal completa, es decir, instituciones mentales propiedad del gobierno y dirigidas por él».

1910 Charles Binet-Sanglé publica La folie de Jésus {La locura de Jesús): «En resumen, la naturaleza de las alucinaciones de Jesús, según la descripción que de ellas nos hacen los Evangelios, nos permiten llegar a la conclusión de que el fundador del Cristianismo sufría una paranoia religiosa.»

1911 Eugen Bleuler acuña el término «esquizofrenia».

1911 La psiquiatría alemana alardea de poseer 225 hospitales mentales privados, 187 hospitales mentales pú­blicos, 85 instituciones para alcohólicos, 16 clínicas universitarias, 11 secciones mentales en las prisiones y 5 secciones mentales en hospitales militares; 143.410 personas son admitidas en estas instituciones en el curso de un solo año. La cifra de «alienistas en ejercicio» es de 1.376.

1912 William Hirsch, psiquiatra americano, publica Conclusions of a Psychiatrist, en donde alega que Jesús sufría la enfermedad mental llamada paranoia. «Todo cuanto sabemos sobre él se ajusta tan perfectamente al cuadro clínico de la paranoia, que apenas es concebible que nadie puede poner en entredicho la exactitud del diagnóstico.»

1913 Albert Schweizer publica su disertación médica titulada The Sanity of the Eschatological Jesús. Se propone con ella refutar las pretensiones de ciertos psiquiatras que diagnostican a Jesús como loco; para ello debe probar su cordura. «Me he propuesto examinar en este libro con todo detalle la conjetura… de que Jesús… debe ser juzgado en alguna forma como psicópata. …Que poseo la imparcialidad necesaria para tal empresa, creo haberlo demostrado con mis estudios anteriores en el campo de la vida de Jesús… Los únicos síntomas (de Jesús) que pueden aceptarse como históricos y posiblemente puedan ser discutidos desde el punto de vista de la psiquiatría —la alta estima en que Jesús se tiene a sí mismo y quizás también la alucinación en el bautismo— no consiguen, ni mucho menos, probar la existencia de enfermedad mental.»

1917 Emil Kraepelin: «La gran guerra en que estamos empeñados, nos ha llevado a reconocer el hecho de que la ciencia puede elaborar por nosotros una serie de armas efectivas con que luchar contra un mundo hostil. ¿Podría ser de otro modo, si estamos luchando contra un enemigo interno (la enfermedad mental) que intenta destruir la trama de nuestra existencia? …Deberíamos por tanto observar con orgullo y satisfacción que fue posible para nosotros, en medio de una guerra feroz, dar en Alemania el primer paso para el establecimiento de un instituto de investigación con el objetivo de determinar la naturaleza de las enfermedades mentales y descubrir técnicas con que prevenirlas, aliviarlas y curarlas. Todos cuantos han contribuido al éxito de esta gran empresa, especialmente Su Majestad nuestro Rey… merecen nuestras más fervientes gracias… Se ha abierto el camino para nuevos enfoques que nos permiten conseguir la victoria sobre las más terribles aflicciones que pueden acosar al hombre.»

1918 Ernest Jones, pionero del psicioanálisis en Gran Bretaña, sostiene que «la verdadera neurastenia… se encontrará en dependencia del excesivo onanismo o emisiones seminales involuntarias».

1919 Se añade la Enmienda Dieciocho a la Constitución de los Estados Unidos (La Prohibición). Es rechazada en 1933.

1924 Se forma la Asociación Ortopsiquiátrica americana. Esta asociación es iniciada por Karl Menninger, que envía una carta a 26 prominentes psiquiatras americanos, urgiéndoles a formar un nuevo grupo «de representantes de la concepción médica o neuropsiquiátrica del crimen».

1925 Adolf Hitler publica Mein Kampf: «Por su misma apariencia exterior, podíais decir que esta gente (los judíos) no eran amantes del agua, y, para suplicio vuestro, mucha veces podíais hacer esta afirmación con los ojos cerrados… En muchas ocasiones se me revolvió el estómago por el olor de estos usuarios de caftán. A esto se sumaba su sucio vestido y su continente general poco heroico. No diría yo que esto fuera el dechado de la perfección, pero la falta de atractivo se convertía en franca repulsión cuando, sumadas a su desaliño físico, descubrías las taras morales de este “pueblo escogido”… ¿Había alguna forma de corrupción o inmoralidad, particularmente en la vida cultural, en la que se viera envuelto por lo menos un judío?… Hoy creo estar obrando de acuerdo con la voluntad del Creador Todopoderoso: al defenderme a mí mismo contra el judío, estoy luchando por la obra del Señor».

1928 Ladislaus Joseph von Meduna, de Budabest, introduce en la psiquiatría el tratamiento de shock con metrazol.

1929 Franz Alexander y Hugo Staub publican The Criminal, the Judge, and the Public. «El criminal neurótico… es una persona enferma… Si es curable, debería ser encarcelado todo el tiempo que dure el tratamiento psiquiátrico, hasta que ya no represente una amenaza para la sociedad. Si es incurable, debe quedarse a perpetuidad en un hospital para incurables.»

1930 Karl Menninger publica The Human Mind: «…¿qué ciencia o qué científico se interesa por la justicia? ¿Acaso es justa la pulmonía? ¿O el cáncer?»

1930 Se celebra el Primer Congreso Internacional sobre Higiene Mental en Washington D. C.

1933 Adolf Hitler ocupa la Cancillería de Alemania.

1933 Louis Thomas McFadden, congresista de Pennsylvania, dijo en un discurso en la Cámara de Representantes: «Señor presidente de la Cámara: no existe ninguna persecución real de judíos en Alemania… pero ha habido una pretendida persecución porque existen 200.000 indeseables judíos comunistas en Alemania, procedentes en su mayor parte de Polonia… y los alemanes están particularmente ansiosos por desembarazarse de estos judíos comunistas en concreto… Realmente tienen interés en conservar a los judíos ricos como Max Warburg y Franz Mendelssohn.»

1933 Manfred Sakel, de Viena, introduce en psiquiatría el tratamiento de shock con insulina.

1935 Egas Moniz, de Lisboa, introduce en psiquiatría la lobotomía prefrontal.

1935 Se decretan las leyes de Nuremeberg. La ley prohíbe toda relación sexual entre judíos y alemanes.

1938 U. Cerletti y L. Bini, de Roma, introducen en psiquiatría el tratamiento de electroshock.

1938 Los nazis prohíben que los arios sean tratados por doctores judíos, bajo pena de severos castigos tanto para el médico como para el paciente.

1938 Karl Bonhoeffer, profesor de psiquiatría en la Universidad de Berlín, dirige un equipo de psiquiatras alemanes que, junto con un grupo de militares, pretenden derrocar a Hitler arrestándolo, declarándolo loco y encerrándolo en una institución mental. El «putsch psiquiátrico» no se lleva a efecto.

1938 Harry F. Anslinger, comisionado de Narcóticos de los Estados Unidos: «La Sección de Narcóticos reconoce el gran peligro de la marihuana, debido a su claro deterioro de la mentalidad y al hecho de que su uso continuado conduce directamente al asilo de locos.». Con el inicio de las hostilidades, Hitler ordena el 1 de septiembre la puesta en práctica del «programa de eutanasia» nacional-socialista: «A los enfermos incurables debe concedérseles la gracia de la muerte.» Se construyen las primeras cámaras de gas en hospitales mentales y empieza la matanza en masa de enfermos mentales (y otros enfermos incurables). Durante los dos años siguientes, un total aproximado de 50.000 alemanes (que no eran judíos) mueren asfixiados por monóxido de carbono en las cámaras de la muerte, simuladas —exactamente igual que más tarde en Auschwitz— como duchas y cuartos de baño.

1940 Edward E. Strecker, en su Thomas Salmon Memorial Lecture, declara: «Sin posibilidad de duda, el mundo está enfermo, mentalmente enfermo… El oportunismo político ofrece las panaceas del comunismo, fascismo y totalitarismo… (que) operan intentando producir un intenso nacionalismo. La higiene mental difícilmente puede considerarías como realidades que ofrezcan mucho incentivo a m recuperación. Más bien parecen psicopatologías fíe masas… Entre las ideologías políticas en escena, la democracia es la que más se acerca al cumplimiento de los ideales de la higiene mental, de un pensamiento maduro e independiente.»

1941 George H. Stevenson, presidente de la American Psychiatric Association, declara que «Este desafío (prevenir que sucedan las guerras) se nos presenta debido a la estrecha relación existente entre los factores etiológicos observados en la psicosis individual y los de la psicosis internacional —la guerra—… Sabemos con certeza que existen muchos factores psicopatológicos que determinan constantemente los pasos que se dan hacia la guerra, que nosotros —como psiquiatras— somos capaces de valorar más adecuadamente que otros grupos que no han tenido nuestro tipo de educación y experiencia… Cuando se escriba la historia de nuestro segundo siglo, quizás conste que la American Psychiatric Association tuvo una gran participación en la eliminación de la psicosis internacional —la guerra».

1941 El asesinato de pacientes mentales en las cámaras de gas termina en Alemania para dar paso a las matanzas sistémicas de judíos en cámaras de gas en el Este. Los encargados de este programa provienen o bien «de la Cancillería de Hitler o del Departamento de Sanidad del Reich»… Las fábricas de la muerte en Auschwitz, Chelmno, Majdanek, Belzek, Treblinka y Sobibor llevan el nombre oficial de «Fundaciones de Caridad para el Cuidado Institucional».

1943 Los dirigentes judíos engañan a su pueblo acerca de la existencia de estas fábricas de la muerte en algunos de los campos de concentración, porque —como decía el doctor Leo Baeck, antigo rabino principal de Berlín— «vivir en espera de morir en las cámaras de gas, hubiera sido algo mucho más difícil de soportar aún». Como resultado, hubo «judíos que se presentaron voluntarios para ser deportados de Theresienstadt (donde no había cámaras de gas) a Auschwitz (donde sí las había), y a cuantos intentaban decirles la verdad, los tildaban de “locos”».

1945 Albert Deutsch emprende «una visión periodística de los hospitales mentales del Estado… En su mayor parte estaban colocados en grandes centros de cultura o cerca de ellos, en nuestros Estados más prósperos —como New York, Michigan, Ohio, California y Pennsylvania—. En algunos de los departamentos había escenas que rivalizaban con los horrores de los campos de concentración nazis: cientos de pacientes mentales desnudos se amontonaban en enormes salas como pocilgas, infestadas de suciedad, en todos sus grados de deterioro humano, sin vigilancia ni tratamiento, despojados de todo vestigio de decencia humana, muchos en estado de profunda desnutrición.»

1945 Ezra Pound, acusado de traición, es declarado men­talmente incapaz de presentarse ante juicio. Se le confina en el St. Elizabeths Hospital, en Washington, durante trece años. En 1958, salió de él como «loco incurable, pero no peligroso». El juez Bolitha J. Laws dice estas palabras al jurado que declaró loco a Pound: «…en un caso como este, en que el Gobierno y el representante de la defensa han coincidido en una visión clara e inequívoca, presumo que no tendréis ninguna dificultad en tomar una decisión». A los tres minutos, el jurado trae un veredicto de «mente enferma».

1946 El presidente Harry S. Truman firma la conversión en ley del Decreto sobre Salud Mental del País. El Decreto autoriza la expansión de las funciones de la División de Higiene Mental del Departamento de Salud Pública.

1946 Brock Chisholm, director de los Servicios Médicos Generales del ejército canadiense durante la Segunda Guerra Mundial y secretario general de la Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas: «Junto con las demás ciencias humanas, la psiquiatría debe decidir ahora cuál será el futuro inmediato de la raza humana. Nadie más puede hacerlo. Esta es la responsabilidad básica de la psiquiatría.»

1949 Se reorganiza la División de Higiene Mental del Departamento de Salud Pública de los Estados Unidos convirtiéndose en el Instituto Nacional de Salud Mental.

1950 El Movimiento Americano de la Salud Mental cobra nuevos bríos: la Psychiatric Foundation, la National Mental Health Foundation y la National Committee for Mental Hygiene se unen para formar la National Association for Mental Health.

1952 Se introducen en la práctica psiquiátrica las drogas tranquilizantes, que proporcionan un nuevo método químico para controlar a los pacientes en los hospitales mentales. Estas drogas allanan el camino al desarrollo de una nueva disciplina, llamada psicofarmacología, que estudia aquellas drogas útiles en el tratamiento de la enfermedad mental y su aplicación en la práctica clínica. La utilización de estos agentes farmacológicos presta apoyo a la creencia de que los desórdenes psiquiátricos son enfermedades médicas curables mediante drogas específicas.

1952 El Congreso emite el Decreto McCarran que estipula, entre otras cosas, que «Los extranjeros afectados de personalidad psicopática (a) serán excluidos de su admisión en los Estados Unidos.». Desde ahora, los inmigrantes homosexuales son clasificados automá­ticamente como «personalidades psicopáticas» y, si han entrado en el país en fecha posterior a la de la emisión de esta ley, son deportados.

1954 Se emite el Decreto de los Departamentos de Salud Mental Comunitaria del Estado de New York, que constituye la primera legislación sobre salud mental de esta clase en los Estados Unidos. Monte Durham, acusado de allanamiento de morada, es absuelto como «no culpable por locura» y encerrado en el St. Elizabeths Hospital. Este caso sienta un precedente legal conocido como la norma Durham: «La norma que sostenemos ahora… es simplemente que un acusado no es responsable de un crimen, si su acto ilegal fue producto de enfermedad o defecto mental.»

1955 Se otorga a Egas Moniz el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por el tratamiento de la esquizofrenia mediante la lobotomía prefrontal.

1957 Abe Fortas, consejero de la defensa señalado por el Tribunal en Durham v. United States y después juez adjunto del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, declara: «¿Cuál es, pues, la importancia básica del caso Durham? En mi opinión, el hecho de que la ley haya reconocido a la psiquiatría moderna. Se ha dado por enterada de los descubrimientos de la psiquiatría en lo que se refiere a la enorme gama, complejidad y variedad de desórdenes mentales y a su profundo efecto sobre el comportamiento, y ha obrado en consecuencia… A la psiquiatría se le ha dado tarjeta de admisión (en el juicio) por propios méritos y por su propia competencia a la hora de ayudar a definir quiénes deben ser considerados responsables de un crimen y quiénes deben ser tratados como perturbados psicológica o emocionalmente… Durham es una carta constitucional, una declaración de derechos para la psiquiatría…»

1957 La Commonwealth de Massachusetts invierte las sentencias de quienes fueron convictas como brujas en Salem y no quedaron cubiertas por el decreto de 1711.

1957 El Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Distrito de Columbia declara que «Si… (el acusado) sufre una enfermedad mental que hace probable que reincida en nuevos actos de violencia una vez cumplida la sentencia, la prisión no es ningún remedio. No sólo sería injusto encerrarle en prisión, sino que no protegeríamos a la comunidad contra sus posibles reincidencias. La hospitalización, en cambio, puede servir el doble objetivo de prestarle el tratamiento exigido por su enfermedad y mantenerle confinado hasta que sea prudente liberarlo.»

1960 El 3 de julio es arrestado en Washington, D. C., George Lincoln Rockwell, dirigente del Partido Nazi Americano, mientras arengaba a una asamblea reunida al aire libre. A petición del fiscal, se le encierra durante treinta días en el hospital general del Distrito de Columbia para ser sometido a observación psiquiátrica. En su informe ante el Tribunal el psiquiatra jefe afirma: «En mi opinión (Rockwell) tiene una personalidad paranoica. (Sin embargo) aportar en testimonio algo que pueda ser interpretado como interferencia de su derecho de libre expresión y separarlo de la sociedad por una diferencia de ideología política, no haría más que desacreditar la profesión psiquiátrica y apoyar la causa de Mr. Rockwell.» En agosto, Rockwell es declarado mentalmente apto para presentarse a juicio, se le encuentra culpable de conducta desordenada y se le multa a pagar cien dólares.

1961 George Lincoln Rockwell: «La sorprendente respues­ta al enigma judío, es que los judíos están locos. Como raza, los judíos son unos paranoicos. Debemos parar a esta gente enferma antes de que hundan el mundo con ellos.» En 1965, Rockwell elabora esta tesis del siguiente modo: «(Los judíos) son un pueblo único que los distingue del resto de los pueblos blancos. Las masas judías sufren los síntomas de la paranoia: ilusiones de grandeza, ilusiones de persecución. Los judíos se creen “el Pueblo Escogido de Dios” y se quejan constantemente de “persecución” …»

1961 Adolf Eichmann es juzgado en Jerusalén y, tras ser examinado por media docena de psiquiatras, se le declara normal. Robert Servatius, abogado de Colonia que defiende a Eichmann, intenta exonerar a su cliente de los cargos relativos a su responsabilidad por «su colección de esqueletos, las esterilizaciones, las muertes por gas y otras cosas similares de tipo médico… El juez que preside le interrumpe: —Doctor Servatius, supongo que ha sido un desliz afirmar que matar por medio de gas era un asunto de tipo médico. Servatius replica: —Desde luego fue un asunto médico.»

1961 El Subcomité de Derechos Constitucionales del Comité de Jueces del Senado de los Estados Unidos, dirige los debates sobre… «Los Derechos Constitucionales del Enfermo Mental». Francis J. Braceland: «Es rasgo propio de algunas enfermedades, el que las personas no tengan conciencia del hecho de estar enfermas. En suma, a veces es necesario protegerlas por un tiempo de sí mismas…»Jack Ewalt: «El objetivo básico (del encierro) es tener la seguridad de que los seres humanos enfermos reciben el cuidado apropiado a sus necesidades…»

1962 El Tribunal Supremo de los Estados Unidos declara que la adicción a los narcóticos es una enfermedad, no un crimen y que «un Estado puede establecer un programa de tratamiento obligatorio para los adictos a los narcóticos. Tal programa de tratamiento puede exigir períodos de encierro involuntario.»

1963 El presidente John F. Kennedy pronuncia su «Mensaje al Congreso Relativo a la Enfermedad y al Retraso Mental»: «Propongo un programa nacional de salud mental para asistir a la inauguración de un énfasis y enfoques completamente nuevos de la asistencia al enfermo mental. Este enfoque se basa primariamente en los nuevos conocimientos y las nuevas drogas descubiertas y desarrolladas en años recientes y que posibilitan para la mayor parte de los enfermos mentales ser tratados con éxito y rapidez… Necesitamos un nuevo tipo de servicio médico, que devuelva el cuidado de la salud mental al gran cauce de la medicina americana…»

1963 El presidente John F. Kennedy es asesinado en Dallas, Texas. Lee Harvey Oswald es acusado del crimen, Este es asesinado a su vez en la cárcel por Jack Ruby. Tanto Oswald como Ruby son considerados por amplios sectores como locos, y los crímenes son archivados como la violencia absurda de dos lunáticos. «John F. Kennedy fue asesinado por un lunático, Lee Harvey Oswald, que momentáneamente había prestado lealtad al paranoico Fidel Castro de Cuba. Oswald fue, a su vez, asesinado a los dos días por otro loco, Jack Ruby.» «Si Oswald hubiera recibido ayuda psiquiátrica cuando era joven, John Kennedy podría seguir vivo.»

1964 1.189 miembros de la American Psychiatric Association declaran al senador Barry Goldwater «psicoló­gicamente inadecuado para servir como presidente de los Estados Unidos». Muchos de los psiquiatras que sostienen esta posición, diagnostican que el senador Goldwater sufre una esquizofrenia paranoica o alguna otra enfermedad parecida; veamos un diagnóstico, tomado al azar, emitido por un psiquiatra anónimo del Cornell Medical Center: «El senador Goldwater me da la impresión de ser una personalidad paranoica o un esquizofrénico de tipo paranoico… Es un hombre peligroso en potencia.»

1964 Sargent Shriver, director del U. S. Office of Economic Opportunity: «Dadnos un mundo sano —en to­dos los sentidos— y el comunismo por fin desaparecerá de la faz de la tierra en todos los sentidos.»

1965 Un columnista sindicado informa de que la prensa Comunista ha declarado al presidente Johnson «…enfermo, tanto física como mentalmente».

1966 El presidente Lyndon B. Johnson declara que «el alcohólico sufre una enfermedad». La Unión de Libertades Civiles Americanas apremia para que los individuos acusados de intoxicación pública, sean tratados como pacientes, no como criminales.

1967 Suh Tsung-Hva, el neuropsiquiatra más prominente de la China Comunista: «…Las neurosis y las psicosis no existen aquí, ni siquiera la paranoia.»

1967 Un editorial aparecido en el Journal of the American Medical Association declara que «El médico contemporáneo considera el suicidio como una manifestación de enfermedad emocional. Raramente lo considera en un contexto distinto de la psiquiatría.»

1967 En una «toma de posición sobre la cuestión de la idoneidad del tratamiento», la American Psychiatric Association declara que «Las restricciones pueden serle impuestas (al paciente) desde dentro por medio de métodos farmacológicos o cerrando la puerta de una sala. Cada una de estas imposiciones puede formar parte, como componente legítimo de un programa de tratamiento.»

1967 Harvey J. Tomtkins, presidente de la American Psychiatric Association, en su discurso presidencial: «Nos estamos acercando a una población de psiquiatras de casi 20.000, cifra unas cuatro veces superior a la de hace dos décadas. Este ubérrimo crecimiento no habría acontecido sin los subsidios del Gobierno que han sido canalizados hacia nuestra educación profesional… Es moralmente necesario que nos dediquemos con honrado apremio a la propia aceptación de una imagen distinta de nosotros mismos —una que refleje más de cerca las corrientes intelectuales, sociales, políticas y económicas que, como demuestra la historia, tienen tanta influencia en el carácter de nuestra práctica como la acumulación de nuevos conocimientos.»

1967 George Stevenson, antiguo presidente de la American Psychiatric Association: «Para nosotros los que estamos en la A.P.A., la guerra debería ser un programa psiquiátrico de salud pública… Es posible que una solución a este problema esté aún muy distante en el futuro, pero esto no es razón para que sigamos ignorándolo o dejándolo únicamente en manos de los políticos o de los propagandistas de la extrema derecha o de la extrema izquierda… La guerra, como conducta, deriva fundamentalmente de una perturbación emocional.»

1967 Dick Gregory, actor negro: «Esta nación (los Estados Unidos) es el país racista número uno del mundo. Este país es… enfermo y loco.»

1968 El novelista Norman Mailer: «Creo que la sociedad americana ha ido deteriorándose mentalmente…»

1968 Herbert Marcuse, profesor de filosofía en la Universidad de California: «(En una sociedad propiamente democrática, debería haber) un rechazo de la tolerancia de reunión y expresión de aquellos grupos y movimientos que… se oponen a la extensión de los servicios públicos, seguridad social, asistencia médica, etc. Tanto más cuanto esta sociedad dispone de recursos mayores que en ningún otro tiempo y simultáneamente, distorsiona, abusa y despilfarra más que nunca estos recursos, yo declaro a esta sociedad demente…»

1968 Drew Pearson, columnista: «Por primera vez en 192 años de historia americana, un hombre con una inestabilidad mental demostrada se presenta a las elecciones para presidente de los Estados Unidos. “Los registros oficiales” —dijo el senador (Wayne) Morse al Senado— “mostrarán que el gobernador Wallace llenó la petición de compensación económica por daños en junio de 1946, y que en diciembre de 1946, le fue concedida una subvención por psiconeurosis atribuible al servicio, por la que se le asignó una estimación del 10 %”… Algunos observadores que han observado la gimnasia mental de su campaña ordinaria, afirman que los doctores se mostraron conservadores.»

1968 La orden de 1492, dictada por el rey Femando y la reina Isabel, mediante la que se expulsaba a los judíos de España, es declarada nula por el gobierno español. En el mismo día (6 de diciembre de 1968) se inaugura la primera sinagoga construida en España después de 600 años.

1968 Howard P. Rome, consejero principal de psiquiatría en la Clínica Mayo y antiguo presidente de la American Psychiatric Association: «Ahora, sin embargo… nos damos cuenta de que la sociedad puede estar también enferma y en un sentido muy profundo… Realmente, el área de actuación de la psiquiatría de hoy es el mundo entero, y la psiquiatría no tiene por qué aterrarse ante la magnitud de su tarea.»

Thomas Szasz (La fabricación de la locura, 1970)

Traducción: Ramón Ribé

Fotografía original: Raymond Depardon

Sé el primero en comentar

Deja un comentario