Me la corto

¿¿¿ ME ESCUCHARON ¡¡¡SEÑORES!!! ???
¡¡¡¡¡¡ MEEEEEE-LAAAAA COORRRRRTO !!!!!!

Me la corto.

Me la corto porque mataron a Diana Sacayán
Me la corto porque NI UNA MENOS
Me la corto porque ya no soy capaz de sentir,
Me la corto porque ustedes querían que yo sea el más guapo de la oficina
Me la corto porque creían que yo iba a “llegar lejos”,
tal vez a jefe,
o incluso a ministro.
Me la corto porque el trajesito de James Bond me quedaba bien
Me la corto porque algunas esperaban que las seduzca
Me la corto porque no quiero tener la cachiporra larga
ni el despacho grande
Me la corto porque no quiero el Título,
ni la validación,
ni el reconocimiento
de que puedo ser,
de que puedo hablar,
de que puedo decir
una verdad.

Me la corto porque prefiero hacer el café a estar mutilada del cuello para abajo
Me la corto porque Puta
Me la corto porque los pibes del club, los de futbol, casi me ahogan en la pileta
Me la corto mirando al Gigante de Arroyito
que se me viene encima y me come
con sus gritos, y alaridos desaforados.
Me la corto porque yuta,
yuta asesina que dispara
y que pega
con pijas duras
a mujeres
en mi vereda
donde juego
sola, todavía
con la pelota
triste
no correspondida.

Me la corto porque no me dejan subir a la viga,
porque dicen que me puedo caer
y golpear los testículos
y quedar estéril.
Me la corto porque estoy fuera del ritual del maquillaje
Me la corto porque estoy cansada de mear parada,
que me la miren de reojo
que me la midan
en el baño
y en la cama,
ellas.

Me la corté!

Me la corté un orgulloso 19 de noviembre
Fue literalmente un corte en mi vida, un acto de psicomagia, un simulacro de nacimiento,
un re-nacer, desde de esa partecita
que se hace pasar por el todo.
Mi mayor artificio, mi mayor obra hasta el momento.
Fue un simulacro de lo que debería haber sido ahora que sé quién soy,
ahora que sé que no tiene sentido preguntarse por el ser.

Yo misma me parí. ¡Hasta me compré mi ropita de bebé!: un camisón con frutillitas.

Nací con 3 años, cuando mamá y papá se separaron,
y con 24 años de experiencia.
Llevaba un año como mujer declarada, y un mes como trava.

¡No! ¡No me la corté, se me metió para adentro! ¡El doctor le dio otra formita!
¡No sé qué hizo! ¿A dónde se fue!?
Yo tenía un superclítoris, un clítoris extendido y un anovagina,
tenía plítoris, como le dice Sasha.
Qué raro ..ahora es como que se me para .. pero adentro ..

Lamentablemente mamá no pudo asistir a mi nacimiento. Creía que me iba a deprimir y me iba a suicidar. Porque mi elección, claro, era un error,
como todas mis elecciones autónomas.
Yo no sabía lo que hacía! Me estaba castrando!
Ella creía que me conocía, como si me hubiera parido
Claro que me conocía! si ella me hizo!
con su abrazo,
cálido,
intenso
que me agarra, fuerte,
y me encanta,
y me excita,
y no me suelta,
y me aprieta,
y más me gusta,
y me sigue apretando
y me dice:
mi cosita de la mami
y me aprieta
y no me suelta
y ya no me gusta
y me quiero ir,
pero no me deja.
Ahora me asfixia,
ahora me come,
ahora me devora,
me fagocita.

Ella creía que me conocía..Ja! ¡cómo si fuera mi madre!
No la culpo, no la juzgo, no le reclamo,
pero es, una madre
que no tiene
el coraje de verme
sonreír.

Y todavía la amo
la quiero
la necesito
a ella
todavía

a su abrazo de asfixia,
que implantó el Deseo,
en mi carne.
Y ahora soy yo,
la que abraza,
la que aprieta
la que agarra fuerte,
y la que dice
a mi peluche:
mi cosita de la mami.

Valentina Rodríguez

Sé el primero en comentar

Deja un comentario