Reivindicación del dedo índice

El índice acusa pero también masturba.

Un índice epiléptico, un índice con párkinson.

Un índice que tiembla frente a la curva de un gatillo.

Un índice hormigueo, un índice asustado.

Un índice te roza el clítoris y el clítoris se moja.

Un índice traslada saliva a tu clítoris y el clítoris se moja.

Un índice traslada saliva a tu clítoris y flujo vaginal a tu culo y el clítoris se moja.

Un  índice traslada flujo vaginal a tu culo y el culo se dilata.

Un índice se mete en tu culo, interviene la zona con movimientos circulares y te prepara para recibir una pija.

El índice acusa pero también se mete en tu culo.

El índice acusa pero también te prepara para una pija.

El índice presiona conjuntamente con el pulgar tus pezones erectos.

Erectos como el clítoris que se moja por el talento del índice.

Erectos como la pija que se mete en tu culo por la perseverancia del índice.

El índice acusa pero lo hace contra su voluntad.

Si fuera por el índice estaría más tiempo frotando conchas que acusando.

Maxi Postay (La humedad de los ombligos, Ediciones Aula 28)

LTF. Abolicionismo de la cultura represiva.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario