Soda Cáustica (NaOH)

Soda Cáustica. NaOH
Autor: Maxi Postay
ISBN: 978-987-42-4905-0
Formato: 14 x 21,5
Páginas: 112
Diseño de tapa: Maxi Postay
Diseño de contratapa: Belén Maletti
Fecha de publicación: Septiembre de 2017
Precio de venta: $ 200

Tercer libro de Maxi Postay. Sin dudas, el más explícito y crudo de todos los escritos por el autor hasta el momento. Un libro vehemente, lleno de odio y vocación destructiva. Una invitación, realizada en cada página, a trascender los límites impuestos -arbitraria y verticalmente- por el statu quo normalizador. Una presentación autobiográfica, a modo de declaración de principios, una caracterización introductoria que viene a explicarnos el motivo del título y la búsqueda constante de corrosión y desintegración del abolicionismo de la cultura represiva.
Los textos (poesias y ensayos) giran alrededor de diferentes temáticas. La cuestión “epistemológica” antipositivista, tan recurrente en el discurso de Maxi Postay y sus compañeros LTF, se hace presente en “La licuadora es una eterna expropiación distorsionada” o “De logoistas, especialogos y otros felices encadenados”.La crítica a la creación/brillantina, también conocida como “arte por el arte”, inofensiva para el orden establecido, y mero entretenimiento pasatista, puede visualizarse en “Himno a los poetas de mierda”, “Promotor/a de ciclos de arte”, “Lluvia de snobs” o “El espacio en una caja”. En “Proceder policial”, “Toresani”, “El delito no existe”, “Sinceramiento necesario”, “El filólogo marciano” y/o “Carta abierta a los prosecretarios judiciales del mundo”, el autor se dedica de lleno a desnudar la hipocresía característica de las diferentes agencias del aparato represivo institucional. Lo propio hace cuando en “Cárcel pueblo: una idea brillante”, evidencia, con ironía, lo patéticas y reaccionarias que pueden llegar a ser algunas propuestas formuladas por ciertos sectores, en apariencia,”críticos”. En “El brazo izquierdo de Robocop”, se ponen sobre la mesa los discursos y recursos represivos de los partidos y/o sectores de izquierda. Y en el ensayo “El (los) feminismo (s) y algunas de sus múltiples fachadas represivas”, se hace lo propio con ciertos sectores feministas. Este texto, de unas 23 páginas, hace un recorrido bastante exhaustivo por diferentes corrientes del feminismo (contemporáneo e histórico) y sus voluntarias o involuntarias alianzas con Dios, Platón y la cultura represiva en todas sus formas. Los convencionalismos sociales, pacatos, moralistas y llenos de absurda normalidad -cuasi inercial- son puestos en crisis en “Supermercado chino”, “Ser vecino de un salón de fiestas infantiles”, “Listado inacabado de cosas patéticas”, “La esencia del ser”, “Brainstorming de un exmonje franciscano”, “El orden de prioridades de la pachamama”, “Encuesta” o “Boceto de autobiografía de Mónica Dominguez”. Finalmente, la educación oficial y la religión también se llevan sus “palos” en poemas tales como “El oráculo Jaimito y sus nueve verdades” y “Trigésima tercera revelación”, respectivamente.
Anarquismo, cinismo, surrealismo, mucho abolicionismo de la cultura represiva. Un estilo cada vez más punzante y menos ortodoxo, cargado de palabras incómodas y reflexiones brutales (violentas) combinadas con profundidad analítica e investigación rizomática.

Soda cáustica
Caracterización Introductoria
* El hidróxido de sodio, popularmente conocido como soda cáustica, es un hidróxido cáustico.
* Cada molécula de soda cáustica está compuesta por un átomo de sodio, un átomo de hidrógeno y un átomo de oxígeno.
* Su fórmula química, por lo tanto, es NaOH.
* Su aspecto es incoloro e higroscópico.
* Su masa molar: 39,997 g/mol
* Su densidad: 2,13 g/cm³
* Su punto de ebullición: 1.388 °C
* Su punto de fusión: 318 °C
* Sus usos industriales son múltiples: suele ser utilizada para la elaboración de detergentes, algodón, papel, tejidos, crayones y pinturas.
* En el ámbito doméstico se recurre a la soda cáustica cada vez que se pretende destapar una cañería, un desagüe o una cloaca. Al hacerlo, se recomienda el uso de barbijo.
* La soda cáustica se disuelve en agua y libera calor. Un calor agobiante, pesado y viscoso.
* El calor liberado por la soda cáustica disuelta en agua puede ser suficiente para quemar material combustible.
* La soda cáustica sirve para fabricar explosivos.
* En módicas proporciones participa del cocido de la aceituna de mesa y la producción de margarina.
* No obstante, el consumo de soda cáustica pura es letal.
* Uno de cada trescientos suicidas ingiere soda cáustica para acabar con su vida.
* La muerte de los suicidas que recurren a la soda cáustica para acabar con su vida es dolorosa y lenta.
* La soda cáustica es fuertemente corrosiva.
* Carcome la piel, desfigura rostros bellos, desintegra material orgánico y potencia de forma ilimitada la transmutación/destrucción/abolición de todos y cada uno de los hábitos, costumbres, valores y convencionalismos sociales, funcionales al devenir oficial de la existencia humana.
*La soda cáustica es para los abolicionistas de la cultura represiva tan importante como la madera para el carpintero, la caña para el pescador, la cuchilla para el carnicero, el telescopio para el astróno-mo o el exterminio para la Iglesia Católica.
* Dos litros de soda cáustica serían más que suficientes para reducir a cenizas las espaldas anchas de Platón o el ano sensible de Tales de Mileto.
* El clítoris de la Virgen María estallaría en cientos de pedazos en caso de entrar en contacto directo con apenas tres gotitas de soda cáustica y un centímetro cúbico del semen del rey mago Baltasar.
* Si a Jesucristo en vez de crucificarlo lo hubieran matado con soda cáustica, no hubiera resucitado.
* La famosa cicuta de Sócrates no fue cicuta, fue soda cáustica.

NO DISPONIBLE EN LIBRERÍAS

Soda Cáustica/NaOH. Libro. Maxi Postay