Veintidós escalones

Dudo
Permitime
Por favor, permitime la duda.
La duda de las olas,
De la espuma que generan,
Del silencio que entorpecen.
Y dudo un poco más
De la arena de colores,
De su inmensa necesidad
De quedarse en mi piel humedecida.

Pienso en otros veranos,
Y dudo de los soles que hay en ellos.

Dudo
Permitime
Permitime que dude del permiso
Su camino en vertical
Y sus voces uniformes.
Siempre con cara de viejo
Siempre frío
Con un erótico olor a incienso.

Dudo
Porque tu placer es un mito
Porque tu altura es un mito
Porque es mito y no muta.

Peligro!
Mi duda te va a asesinar,
Mi duda te va a sacar el aire,
Una noche
Tarde
Cualquier día
Arcadas con sabor a duda.
Silencios con sabor a duda.

Un día compartimos el pan
Y al siguiente lo convertiste en hostia.


Berenice Michelena

Fotografía original: Francesca Woodman

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario