Yo sabía que había un tigre debajo de la cama

Yo sabía que había un tigre debajo de la cama, un orangután en el armario y una araña gigante dentro de un zapato.
Te amaba tanto que para que durmieras tranquila me levantaba por las noches y les daba de comer al tigre, al orangután y a la araña.
Como no me amabas te resultó fácil creerme loco y no quisiste más vivir conmigo.

Me obligaste a tomar un tren.

Casi todos los pasajeros descansan con los ojos cerrados.
Yo no.
No puedo relajarme.
Miro la luna por la ventanilla y pienso que estás dormida y que no sabes que hay un tigre debajo de la cama, un orangután en el armario y una araña gigante dentro de un zapato.

 

José Sbarra

Sé el primero en comentar

Deja un comentario